Erotismo, feminismo, Literatura, sociedad

Sexual Personae, el icónico ensayo de Camille Paglia cumple 30 años.

Paglia es sobre todo una feminista incómoda, una feminista que es, a la vez, azote para ese “feminismo que  infantiliza a las mujeres”. Fué malinterpretada por una diputada política de derechas justo antes del 8M argumentando que ella comulgaba con las ideas de Paglia y su “feminismo amazónico” .En esos momentos Paglia estaba más o menos de actualidad por sus siempre polémicas entrevistas en diversos medios de comunicación on-line o de papel en donde arremetía contra el “feminismo victimista” con titulares como “El patriarcado no existe” o “Gracias a los hombres las mujeres tenemos  lavadoras” a razón de la publicación de este ensayo . A mi lo que me sorprendió no es sólo la facilidad con la que unas frases concisas y un poco sacadas de contexto del periódico del momento condicionan el pensamiento de una política que probablemente no haya leído ninguna obra de Paglia ni tenga pensado leerse un ensayo como éste pero parece que le vino bien en ese momento para desembarazarse de acudir a la manifestación del 8M sino también la ignorancia dantesca  de aquellas feministas de ideología  contraria a la suya que se atrevían a burlarse de las afirmaciones de Paglia como si de unas simples frases hechas pronunciadas por el twitero de turno se tratara. Y todo esto, simplemente porque su contraria ideológica afirmaba que a ella le gustaba. Lo que deja a las claras que las llamadas feministas en nuestra política (sean de izquierda o de derecha) no tenían ni puta idea de quien es Paglia. Lo cual en si no está del todo mal si la ignorancia se reconoce sin acritud y sin soberbia ( Lo que equivale a decir: “No he leido a Simone de Beauvoir y su ensayo “El segundo sexo” pero me gustaría hacerlo)pero pretendir erigirse en adalid de algo que no conoces bien o  hacer desprecio de una de las pensadoras más influyentes de la actualidad, cuyas aportaciones al debate feminista (nos gusten o no) son de las más importantes en las últimas décadas es de una mediocridad insultante y de una incultura alarmante. Tanto más cuanto son  esta políticas a las que, en realidad, no les encanta debatir  sobre lo que puede considerarse feminismo  o no sino que lo realmente hacen es discutir como dos niños pequeños sobre quién es más feminista que quién para ganarse el favor de no se bién que clase de opinión pública ( yo si manifiesto mi ignorancia en este tema y no pasa nada)  que cree que ser feminista consiste tomar partido por una o por otra. 

paglia

 

Acabe Sexual Personae ayer. No se si son dos o tres meses lo que he estado con este libro, compaginándolo con novelas, libros de relatos o incluso relectura de otras novelas . Las frases cortantes, afiladas como perlas llenas de sabiduría y de incorrección que componen cada uno de los párrafos de cada una de las páginas de este monumental ensayo no te invitan a correr en la lectura de él porque Camille Paglia estimula a la reflexión continuamente. No da puntada sin hilo y te puedo asegurar que leerla intensamente puede hacerte sentir agotada. No se puede ni se debe leer del tirón porque para entenderla hay que pararse a pensar cada frase. Un libro para tener en casa sin ninguna duda. En un lugar privilegiado de alguna estantería para tenerlo a mano. Para recurrir a él.

Dicen que el mundo no acaba de acostumbrarse a Camille Paglia. Y quizá sea verdad o quizá no, aunque es probable que eso a ella le importe un bledo. Atea pero defensora de la enseñanza de la religión, de izquierdas pero utilizada de forma pueril por ciertos miembros de la derecha que  malinterpretan su mensaje para su propio beneficio , lesbiana pero crítica con el movimiento LGT ,profesora de humanidades y de estudios sobre medios de comunicación en la Universidad de las Artes en Filadelfia, feminista pero azote de gran parte del feminismo y  elegida “una de las 100 intelectuales más influyentes del mundo” por la revista Prospect del Reino Unido en 2005 Camille hace alarde en sus declaraciones de una aparente, deliciosa y necesaria incorreccion política en un libro que no pierde fuelle a pesar de cumplir 30 años. Camille se muestra aquí perspicaz, sagaz, irónica ,culta, inteligente y políticamente incorrecta. Que más se puede pedir.

Sexual Personae fúe publicado  en 1990  despúes de que fuera rechazado por siete editoriales y cinco agencias literarias. Su salida al mercado editorial español se hizo de la mano de la editorial Valdemar en el año 2006 y ahora la editorial Deusto ha vuelto a lanzarlo en 2020. La novela se convirtió en un libro de culto muy rápidamente y convirtió a Camille en una intelectual incómoda ya que muchos coetaneos culturales y feministas norteamericanas defensoras de “la construcción social” no se sintieron representados en esa guerra de guerrillas que Camille parece lanzar aquí, desterrando de la psicología de ensueño de la humanidad todos los lugares comunes de la sexualidad insertados a lo largo de la historia en la cultura y en el arte.

portada_sexual-personae_camille-paglia_201910081643

Pintoresca y caprichosa en la elección de sus obras artísticas o literarias o en los comentarios acerca de los personajes que las pueblan, su recorrido por la historia de la sexualidad comienza con toda una declaración de intenciones desde la primera frase “En un principio estaba la naturaleza” .”El carácter demónico de la naturaleza ctónica” es el principio de todas las cosas. Y está insertado en el cuerpo femenino. La madre naturaleza es la fuerza primigenia contra la que la sociedad civilizada y occidental lucha continuamente. El paganismo no ha sido completamente desterrado por el cristianismo ni lo será. La “Femme Fatale” siempre ha existido y existirá, a pesar de los intentos del feminismo por limitarse a despacharla como un “personaje de tebeo” y la androgínia, vista por algunas feministas como un “proyecto pacifista de utopia sexual” es un error. Y si. La pornografía también es arte.( En su defensa de la pornografía me ha recordado el ensayo de Virginie Despentes pero claro, Camille lo dijo antes). Y la cultura popular hace suyo lo que la alta cultura desecha.

Paglia pretende rescatar aquellos párrafos suprimidos de la historia occidental del arte y de la cultura .Y para ello hace una minucioso análisis que abarca desde la Prehistoria con ejemplos como  La Venus de Willendorf  y su deformidad , reflejo fiel de la madre ctónica naturaleza-,  hasta unas sorprendentes interpretaciones de la vida y la poesia de Emily Dickinson. En el camino  el “agresivo ojo occidental” analiza el arte griego, la Iliada, Miguel Angel y sus efebos, Leonardo Da Vinci, Botticelli, Rossetti, el marques de Sade (“Sade es un gran escritor y un gran filósofo cuya ausencia  en los programas universitarios americanos demuestra la hipocresía y la timidez de los estudios humanistas liberales”) , Lord Byron, Oscar Wilde y todo con punzantes comparaciones libertinas con otras estrellas de star-system musical o hollywodiense como Elvis Presley,  The Rolling Stones y Caterine Deneuve o con invectivas afirmaciones que contradicen  a la mayoria de las  críticas interpretaciones que se han hecho de estos símbolos culturales.

Camille Paglia se sitúa en lo que se puede entender como “el canon occidental” pero sin dejar de ejercer una mirada crítica al mismo. Su relectura libertina e incisiva de obras como “Como gusteis” de Shakespeare , “El retrato de Dorian Grey” de Oscar Wilde o “Cumbres borrascosas” sorprende por su extraordinaria imaginación, su capacidad de análisis pormenorizados que dejan al descubierto una auténtica voracidad literaria y cultural y una afilada intuición al ver en féminas reales una virilidad simbólica. Paglia escribe desde el desaire y la descortesía como un  reto para superar las expectativas del lector.

El querer escapar a la civilización (fundamentalmente masculina)  huyendo de las garras de la madre naturaleza (fundamentalmente femenina)da lugar al contraste que se produce entre lo dionisíaco (la dimensión bruta de la sexualidad) y lo apolíneo ( la parte civilizada de la humanidad). Lo apolíneo es la creación cultural del hombre para embellecer la sociedad y aplacar la naturaleza. (Nefertiti). Por ello hay escritores que se aproximan más a lo apolíneo (Wordsworth) u otros mas claramente dionisíacos  en donde el dolor adquiere un significado especial( Sade, Blake o Emily Dickinson).

Sexual Personae es deudor de la magnífica película de Ingmar Bergman “Persona”quizá porque aquí se pretende poner de manifiesto las diferentes máscaras con las que se ha cubierto la sexualidad a lo largo de los siglos en el mundo occidental. Muchas de estas “sexual personae” se han escapado a la tradición canónica occidental revistiéndolas de capas de civilización, pero la naturaleza, como esa “Femme fatale” que siempre existirá ( por más que ciertos sectores del feminismo se empeñen en caricaturizarla),  resurgirá con más fuerza tanto más cuanto creas que puedas tenerla controlada. Todas las caretas del sexo están aquí representadas en el efebo, el homosexual , el andrógino o incluso los mercurios afligidos como Edie Sedgwick. Su afilada perspicacia a la hora de interpretar personajes literarios y su equivalencia con otras estrellas glamurosas de Hollywood,canciones o iconos  pop demuestra una gran intuición y un perspicaz conocimiento tanto de la tradición canónica como de la cultura popular.

Y su exposición es magistral, en la medida en que es probable que un libro como éste no pueda volver a escribirse. De ahí su condición de clásico moderno. O de libro de culto. O de como desbaratar los lugares comunes de nuestra cultura. Un libro para tener en la estanteria. Sin ninguna duda.  Seas de la ideología que seas. Por que en este libro se desarrolla una amplitud de miras que supera a la de cualquier ideología. Y eso siempre será revolucionario.

Valoración: 9,5/ 10.

 

 

 

 

Estándar

Un comentario en “Sexual Personae, el icónico ensayo de Camille Paglia cumple 30 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s